Señor Ministro Julio De Vido

Buenos Aires, 8 de marzo de 2012.

Señor Ministro Julio De Vido, hasta cuándo continuará su mirada soberbia sobre la gestión de la Secretaría de Transporte. Cuándo se dignará a darnos una respuesta acorde a las circunstancias a los miles y miles de padres, madres, hermanos, familiares y amigos de los muertos en tránsito por falta de control en los transportes públicos, ya sea de carga o pasajeros.
Ricardo Jaime nos recibió el 30 de noviembre de 2006, a menos de 2 meses de la muerte de nuestros hijos, poco dijo y nada hizo para mejorar la situación de control que le estábamos pidiendo. Dejó el cargo y es nombrado Juan Pablo Schiavi y en agosto de 2009 nos  concede una reunión. Con pocas esperanzas también salimos de ese encuentro, nada nos dijo sobre objetivos de control y mejora del transporte público, sólo nos recordó lo que ya tenemos muy claro, la triste historia de nuestros ferrocarriles.
Hoy escuchamos un nuevo nombre para asumir la Secretaría de Transporte, pero, qué esperanzas podemos tener si usted Sr.  Ministro no reconoce que no han hecho las cosas bien, si sigue con esta misma política de transporte que ha ignorado hasta ahora los controles que su cartera tiene que hacer, cómo podremos viajar mejor y sobre todo más seguros, que es por lo que nosotros venimos luchando hace más de 5 años.
No nos cuente que ha destinado un importante presupuesto para los servicios de transporte público. De qué nos sirven los millones que asegura girar a los trenes si no controla que se empleen para la mejora de infraestructura y la seguridad, ni tampoco si tienen otro destino que nada tiene que ver con el funcionamiento de los trenes.De qué nos sirven los subsidios al transporte público si en contrapartida no les exige cumplir las normas de tránsito, la capacitación y las horas de descanso a los choferes, para seguridad de los pasajeros que transportan.
Por lo que he podido comprobar en estos cinco años en que nos pusimos a trabajar y colaborar con los que tienen responsabilidades concretas para hacer un tránsito más seguro y que disminuyan así tantas muertes evitables, es que a usted poco le importa la Seguridad Vial, o sea la vida de los que nos movilizamos por calles, rutas y vías. Usted cree que los 1000 km de autovía son una respuesta que esperamos escuchar los familiares como parte de su gestión eficiente ?…1000 km. de autovía no son suficientes para hacer alarde cuando sabemos del tamaño de nuestro país. Pero lo más grave es que demuestra su falta de conciencia en seguridad vial cuando hace referencia a que hoy se puede ir por dicha obra desde  Rosario a Córdoba, 700 km., en 5 horas. ¿Qué normas viales resisten ese promedio?
Si Usted se pone tan enérgico al referirse a la destrucción de la red ferroviaria desde la década del 50, hecho que comparto en su crítica, por qué con esa misma convicción no comienza a reconstruirla…, cómo nos tendremos que poner nosotros, familiares de víctimas de siniestros viales cuando lo escuchamos mostrando números de inversiones que no vemos que se reflejen en transporte más seguro.
He sostenido, cada vez que nos ha recibido un funcionario y nos ha dado excusas de lo que no ha podido o no puede hacer, que quien no se sienta capaz o no encuentre cómo cumplir con lo que se espera de él en dicha función, tenga la honestidad de dar un paso al costado, sobre todo si hablamos de vidas.
Sr. Ministro De Vido, hasta cuándo piensa sostener en esta inoperancia a la Secretaría de Transporte. Si usted no piensa cambiar el accionar de la misma, póngala a disposición de la Presidenta, para que así, como ella ha sabido escucharnos y creó la Agencia Nacional de Seguridad Vial como puntal para un cambio en la cultura vial, pueda ahora tomar la decisión correcta en esta otra área indispensable para dicho cambio.
Mónica Lafitte, mamá de Lucas Levin, fallecido el 8 de octubre de 2006 en la Tragedia de Santa Fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *