Normas sobre la seguridad vehicular

El 6 de noviembre pasado, el Foro Internacional del Transporte, publicó un trabajo comparativo sobre 10 países de Latinoamérica donde se enfocan distintos aspectos del estado de la seguridad vial en la región. Con un gran esfuerzo de investigación y recopilación de datos se abordan las temáticas y se incluyen las recomendaciones. Quisiera en este breve espacio, tomar el capítulo referido a la seguridad de los vehículos, ya que es notable el atraso que la región presenta con respecto a los países europeos. Considero que cada vida es tan valiosa  en Suecia como en Ecuador, y por lo tanto merecemos los mismos mecanismos de seguridad en los vehículos que fabricamos en la región.

El 15 de abril de 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución A/RES/70/260 respecto del “Mejoramiento de la Seguridad Vial en el Mundo”, en la que se incluyen fuertes compromisos sobre seguridad vehicular. La resolución “invita a los Estados Miembros que aún no lo hayan hecho a que consideren la posibilidad de adoptar políticas y medidas para aplicar las normas sobre seguridad de los vehículos o las normas nacionales equivalentes para garantizar que todos los vehículos nuevos de motor cumplan con las reglas mínimas aplicables para la protección de los ocupantes y otros usuarios de las carreteras, con cinturones de seguridad, airbags y sistemas de seguridad activa instalados de serie”. La resolución es un llamado sin precedentes para la instalación en serie de tecnologías de seguridad vehicular. En estos momentos se requieren esfuerzos urgentes en cuanto a la legislación sobre la seguridad vehicular donde hay lugar considerable para la mejora. El Estatus Global sobre seguridad vial (OMS, 2015) identifica siete normas prioritarias de las Naciones Unidas sobre seguridad vehicular, aplicables a los vehículos de pasajeros. Todos los países deben adoptar estas siete normas. Un estudio reciente encargado por Global NCAP y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) muestra que podrían salvarse 40 mil vidas en América Latina, y evitarse 400 mil lesiones graves para el año 2030, si se aplicasen las normas sobre seguridad vehicular pasiva en la Argentina, Chile, México y Brasil, conforme los procesos de certificación de las Naciones Unidas (WP – Grupo de Trabajo- 29), Acuerdo de 1958. Aún cuando al mes de enero de 2017, ningún país había adoptado las siete normas prioritarias, hubo ciertos avances. La Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Uruguay han aplicado las dos normas sobre cinturones de seguridad. Con la excepción de Colombia, también han aplicado la norma sobre impacto frontal. Las siete normas han sido aplicadas o se aplicarán o están en etapa de tratamiento en Brasil y la Argentina.

De las 7 normas recomendadas, la Argentina implementó totalmente las dos referentes a cinturones de seguridad y su anclaje(Norma NN.UU N°14 y Norma NN.UU. N°16), implementará en 2018 para algunos modelos, y en 2022 para todos los vehículos nuevos las normas sobre impacto frontal (Norma NN.UU N°94), impacto lateral (Norma NN.UU. N°95) yControl Electrónico de Estabilidad (Norma NN.UU. N°13H / GTR8) , todos los vehículos nuevos deberán cumplir con la norma sobre sistemas de retención infantil a partir de 2018, y aún se debate sobre la implementación de la norma sobre protección de peatones (Norma NN.UU. N°127 / GTR9).

Los consumidores en los países más avanzados, dan mayor importancia y prioridad a la seguridad que a otros aspectos del vehículo, y presionan a los fabricantes a generar mejor tecnología para la seguridad pasiva del vehículo.

Los reguladores y los fabricantes en la región, tienen una asignatura pendiente con los usuarios: Invertir en tecnología para salvar vidas.

 

Lic. Héctor H. D’Agostino

Conduciendo a Conciencia

Nota de opinión para la revista El Toque de Warnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *