Mariana Boye

Mary: amor de mi vida.

Tomo como propias aquellas palabras con la que alguna vez describiste, con la claridad de siempre, nuestra unión.

"Nuestra unión, nuestro amor... ¡Qué hermoso todo lo que hemos logrado en estos años juntos!

No ha sido fácil, pero si creo que nuestra relación se fortaleció con las cosas que tuvimos que enfrentar.

Admiro, elijo y me siento orgulloso de nuestra forma de querernos. Ante todo sé y me parece importantísimo el hecho que nos elijamos día a día como esposos, amantes, compañeros. No es una elección realizada hace años que fluye sin rumbo por el solo hecho de la rutina; al contrario, siento que todos los días nos hacemos responsables de elegirnos y de admirarnos.

Soñé con una relación así y obviamente con una mujer así. 

Creo que nos amamos de una manera muy sana. Ni somos uno mezclados y pegoteados en donde cada uno ha perdido su identidad, ni somos dos que caminan paralelos y sus vidas se cruzan sólo en lo fenoménico. 

Podría decirte que somos tres (no te asustes, es metafórico) vos, yo y nosotros.

Me parece la armonía ideal para poder seguir siendo uno, aún en pareja con el otro, para que la pareja no sea un peso y algo que hace que no sea yo.

¡Qué mejor que conservar nuestra identidad y por otro lado elegir compartir mi vida con alguien a quien amo! 

Se puede vivir felizmente el vos, el yo y el nosotros.

Gracias por amarme sinceramente.

Gracias por amarme respetuosamente.

Gracias por amarme apasionadamente.

Gracias por hacer de mi vida un sueño pleno, feliz y real.


No consigo dormir, tengo una mujer atravesada en los párpados. Si pudiera le diría que se vaya. Pero no puedo. Tengo una mujer atravesada en la garganta. (Bariloche 04-01-1994)