Delfina Goldaracena

Delfina vivía en Zona Norte. Su búsqueda la llevó al colegio ECOS, pero antes había dejado huellas en cada lugar donde se desenvolvió. Muy querida por sus amigos y amigas. Poeta desde muy pequeña, ha sido publicada en varias revistas del país y del exterior, pero su humildad y ética era tal que se movía entre sus múltiples mundos con total autarquía. Adoraba el río. Navegó en Optimist representando al Club Náutico San Isidro, donde recibió también premios literarios tanto en narrativa como en poesía. Recientemente en el concurso que realizó San Isidro por los 300 años del partido, obtuvo un premio en poesía. Sus padres y hermanos lo recibirán en su nombre. Lo que más la inquietaba era entender este mundo, moverse sin ser rebaño y aportar su inagotable alegría y solidaridad.