Julieta Giataganellis

Juli, como escribir en solo 15 renglones, y a tan solo un mes que nos dejaste, que te extrañamos hasta el infinito y más, como explicar la impotencia y la bronca que sentimos por estas muertes tan injustas, como resumir el amor que nos fue arrebatado en un segundo, que necesitamos abrazarte, y ya no podemos, como explicarle al mundo, este dolor que nos atraviesa el alma. 
Juli, nunca más escuchar tu vocecita tan dulce, tus enojos, tus locuras, tus risas contagiosas, nunca mas, sentir tus besos tan calentitos, tus abrazos tan suaves. 
Juli, queremos decirte que estamos muy orgullosos por lo que hiciste, y sabemos que los días que pasaste en El Paraisal, fueron de una riqueza inmensa para vos y para esos chiquitos, los últimos en recibir tu calor; hoy querríamos abrazar a cada uno de ellos, para poder sentirte cerca nuestro. 
Juli, ojalá que hoy estés en ese camino de luz que todos nos dicen, y cerca de la más hermosa de las estrellas, la más brillante, la que vos siempre quisiste ser. Te amamos más allá de todo y para siempre; y te prometemos, que vamos a continuar ese camino que ustedes sembraron con amor y el negligente sistema de nuestro país manchó con sangre. 
Te adoramos por siempre Agus, Marti, Mami y Papi